Perseidas en el cielo desde el 17 de julio hasta el 24 de agosto

La Tierra gira en torno al sol a 30 kilómetros por segundo atravesando enormes regiones de espacio vacío. Pero todos los años, un poco después del 10 de agosto, el planeta se interna en la enorme nube de polvo, material y esquirlas que el cometa 109P/Swift-Tuttle deja tras de sí en su extraña órbita alrededor del Sol.


Son esas partículas de polvo las que, al atravesar la atmósfera a más de 210.000 kilómetro por hora, forman uno de los espectáculos más hermosos del verano en el Hemisferio norte: esa lluvia de estrellas que llamamos las Perseidas, las lágrimas de San Lorenzo.

Tenéis mucha más información en la página de Microsiervos


Comentarios

Entradas populares de este blog

Matemáticas, el cubo de Rubik y el número de Dios

La Física detrás del Hand Spinner